Jul 17, 2017

Con el guiño de Aguad, la Iglesia expulsa al milanismo del Ejército

El obispo de las Fuerzas Armadas le pidió la renuncia al administrador diocesano del Obispado. Por otro lado, el flamante ministro estudia pedirle la renuncia la jefe del Ejército.

Por

Con el guiño de Aguad, la Iglesia expulsa al milanismo del Ejército

En busca de poner en orden los desmanejos financieros de la curia, limpiar el buen nombre de la Iglesia y alinearse con el designado ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, monseñor Santiago Olivera, quien desde hace algunos meses desempeña como obispo de las Fuerzas Armadas, dio un duro golpe al milanismo el último viernes, cuando pidió la renuncia de monseñor Pedro Candia, administrador diocesano del Obispado Castrense.

Esta medida se suma al cesanteo de varios capellanes que seguían respondiendo a la estructura montada por el detenido ex jefe del Ejército, César Milani, y da por terminada una feroz interna que preocupaba al propio Papa.

El dossier de Candia y sus contactos con Milani -en forma directa o mediante terceros, como el coronel Marcelo Granitto– llegó a manos de Olivera y, en consonancia con los cambios que se avecinan en Defensa, se actuó.

Si bien es porteño, monseñor Olivera fue hasta marzo obispo de la Diócesis de Cruz del Eje, provincia de Córdoba. La amistad que lo une con el flamante titular del Edificio Libertador data de esos tiempos.

Por otro lado, el propio Aguad expresó en una entrevista con Cadena 3 que por estas horas estaría decidiendo la continuidad o no de alguno o todos los mandos militares.

Una alta fuente del Edificio Libertador confió a Adelanto 24 que, en particular, está esperando resultados de una investigación que la Unidad de Información Financiara (UIF) está llevando sobre Diego Suñer, jefe del Ejército.

La pesquisa apunta a un departamento ubicado sobre la calle Peña al 3000, barrio porteño de Recoleta, en el que vive su hijo Santiago. El inmueble estaría a nombre de un presunto testaferro: el coronel Leandro Villegas.

También estarían bajo la lupa de la UIF 200 hectáreas productivas de siembra y cría de ganado en proximidades de la localidad de La Paz, Entre Rios, que recibiría apoyo administrativo y de trabajo de la Brigada 2 de Paraná.

Todo esto ubica al jefe del Ejército como firme candidato a ser reemplazado esta semana. Aunque el flamante ministro espera “un gesto” de Suñer, que lo exima de tener que pedirle la renuncia.