Espionaje ilegal: confirmaron a dos de los jueces que deben definir la suerte de los procesados

La medida fue dispuesta por el juez Eduardo Farah. Con esta decisión, el tribunal de apelaciones quedó en condiciones de revisar los 38 procesamientos.

El camarista Eduardo Farah rechazó este martes las recusaciones contra los jueces Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, que habían sido planteadas por varios de los querellantes de la causa por presunto espionaje ilegal macrista.

Esas presentaciones obedecieron a la publicación en el diario La Nación de una nota periodística que anticipaba que estos dos jueces se inclinarían por anular parte de la investigación por considerar que las maniobras no fueron parte de un plan sistemático del Estado, sino de una iniciativa de espías «cuentapropistas».

«Que se publique en un periódico con una tendencia determinada es demostrativo de una simpatía o cercanía con un grupo político específico y en expedientes como estos, es diabólico suponer que los jueces fueron ajenos a esta operación. De lo contrario ya hubiesen adoptado las medidas correspondientes», criticaron Jorge Rizzo y Mario Filozof en nombre del Colegio Público de Abogados.

También habían hecho presentaciones en ese sentido los abogados Jorge Chueco, Rafael Resnick Brenner y Alejandro Rúa.

Pero el juez Farah recordó en su resolución que “según la Corte, la difusión en los medios de prensa del sentido en que se orientaría el voto de un juez, manifiestamente no configura un prejuzgamiento que justifique su apartamiento de la causa”.

Ahora, los jueces de Sala II de la Cámara Federal porteña quedaron en condiciones de resolver sobre los 38 procesamientos dictados por el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé antes de que la Cámara Federal de Casación Penal dispusiera el pase del expediente a Comodoro Py.

En esta causa fueron procesados los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani junto a agentes del organismo de inteligencia –desde funcionarios encumbrados a otros sin jerarquía– y del Servicio Penitenciario Federal.

Apoyá nuestro trabajo haciendo click acá.

Deja un comentario