Julián Domínguez flexibilizó el cepo a la carne y dejó en offside a Paula Español

La categoría «vaca conserva» no tendrá restricciones. El ministro lo anunció en una reunión con gobernadores y la Mesa de Enlace. Los representantes del campo se retiraron con «gusto a poco».

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recibió este martes a la Mesa de Enlace y les anunció la liberación de la exportación de «vaca conserva», un corte que no se consume en el país y que principalmente compra China.

La medida, que dejó «gusto a poco» entre los representantes del campo, implica una fuerte desautorización a la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, que no sólo impuso el polémico cepo a la carne en mayo, sino que mientras la medida era revertida por Domínguez ella la defendía en una entrevista radial.

«La medida que se tomó con la carne logró el objetivo de tener un parate en los precios, incluso una caída, como el asado», dijo.

Español no fue invitada a participar de la reunión con los representantes del campo, en la que sí estuvieron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro; y los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

La liberación de la «vaca conserva» no es una cuestión menor para el sector ganadero, pues las exportaciones de carne vacuna a China representaban –antes del cepo– un 75 por ciento del total de los envíos al exterior (unas 700 mil toneladas y alrededor de 2000 millones de dólares al año).

Acaso por eso, Domínguez le anunció a la Mesa de Enlace que el resto de las categorías ganaderas se irán liberando de manera gradual hasta el 31 de diciembre.

La flexibilización del cepo dispuesta por el Gobierno tiene un claro objetivo político: recuperar votos en el interior rural. Sin embargo, los representantes del campo advirtieron que su pretensión es la de contar con «un mercado libre para exportar» y dijeron que el anuncio les dejó «gusto a poco».

Un informe de La Rural calculó que desde el inicio de las restricciones a las exportaciones a la carne se perdieron más de 1000 millones de dólares. Al tiempo que, algunos frigoríficos se vieron obligados a reducir sus planteles de empleados por la pérdida de mercados y clientes internacionales.

Apoyá nuestro trabajo haciendo click acá.

 

Deja un comentario